El ácido salicílico es lo que comúnmente conocemos como aspirina y proviene de la corteza del sauce. El ácido salicílico que actualmente se utiliza es preparado por laboratorios especializados; y es incluido como parte de muchas medicinas y cosméticos especializados para tratar problemas de la piel.

Entre los problemas dérmicos que son tratados con este medicamento se encuentran el acné, la psoriasis, las verrugas, las manchas y espinillas, entre muchas otras. El uso del ácido salicílico como parte de un tratamiento regular debe ser siempre indicado y controlado concienzudamente por un dermatólogo.

Sin embargo; existen en el mercado productos cosmetológicos elaborados que contienen entre sus componentes cantidades bajas de ácido salicílico; estos pueden ser usados con seguridad siguiendo al pie de la letra las instrucciones recomendadas en el producto para mayor seguridad. 

Este medicamento es un eficaz bactericida, por ello se encuentra como componente principal en los champuses elaborados para el control de la caspa. También tiene propiedades aclarantes y antiinflamatorias muy favorables para quienes padecen de casos severos de acné. Sigue leyendo y aprovecha sus múltiples beneficios y a la vez amplía tus conocimientos sobre el ácido salicílico, sus propiedades, usos y contraindicaciones.  

Algunas  de sus propiedades básicas

Entre las propiedades más valoradas se encuentran que facilita la eliminación de la capa superficial de la dermis. Tambien promueve la renovación de las células de la piel, descongestiona los poros obstruidos, elimina bacterias, aclara y estimula la regeneración celular.

Otra propiedad muy apreciada del ácido salicílico es su acción analgésica y antiinflamatoria; siendo útil para aliviar los dolores y controlar la fiebre.

Ácido Salicílico

Algunos usos fascinantes del Ácido Salicílico

Uno de los usos más conocido, es para tratar afecciones de la piel como el acné. Sin embargo, lo más recomendado para esta afección es acudir a un buen dermatólogo, que indicará cómo usar el medicamento con seguridad. Igualmente recomendamos probar la acción del ácido salicílico sobre la piel aplicando por 3 días una pequeña cantidad del producto en una reducida zona a tratar. Si no se observa reacción adversa comenzar con el tratamiento indicado.

También se emplea para tratar las verrugas. En este caso el jugo extraído y consumido de inmediato de la planta conocida como Caléndula ayuda a tratar eficazmente las verrugas. La  caléndula contiene ácido salicílico, algunas resinas, flavonoides y aceites esenciales que en conjunto facilitan la eliminación de estas molestas y feas carnosidades.  

Además, es un potenciador y acelerador del crecimiento de las plantas. Para ello, disuelve 1 aspirina en 1 litro de agua, agrégalo en un envase tipo spray y rocía con la mezcla tus plantas. En poco tiempo veras lo hermosas que estarán. Ahora bien, si lo que deseas es garantizar que las semillas que siembres germinen, remójalas en una mezcla de agua con ácido salicílico antes de sembrarlas.  Además, agregar un poco de ácido salicílico al agua de tu jarrón conservará tus flores. 

Contraindicaciones del ácido salicílico

Si utilizas este medicamento para tratar problemas de la piel debes evitar a toda costa exponerte a los rayos solares. Adicionalmente debes utilizar un protector solar de amplio espectro.

Muchas personas son alérgicas a este componente, por ello es imprescindible realizar una prueba de alergia en una pequeña zona de la piel por 3 días antes de comenzar su uso. Si no se observa ninguna reacción adversa comience el tratamiento indicado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here