Decir “no” suele ser muy difícil para algunas personas; quizá sientan que deben complacer siempre a toda petición que se les haga; sin embargo, decir no es necesario en algunas ocasiones. Si te cuesta decir no, disfruta la lectura y encontrarás algunas sugerencias prácticas para aprender a decir NO sin sentir culpa alguna.

Lo que Debes Hacer para Aprender a Decir NO

Lo más importante es que no pienses que por el hecho de decir no, perderás tu bondad o generosidad; simplemente se trata de establecer ciertos límites en tu vida y hacer un mejor uso de tu tiempo, dedicándote a complacerte o hacer cosas por ti mismo; pero cuando se trata de decir no a la familia, suele ser más difícil aún; por ello, sigue las siguientes sugerencias prácticas y verás que los resultados serán muy efectivos.

Lo que Debes Recordar

La familia siempre será tu familia, y de seguro seguirás mostrando tu apoyo y generosidad y garantizarás y estrecharás los lazos de unidad; sin embargo, no puedes permitir que tus necesidades, sueños, prioridades, etc., sean dejadas a un lado siempre. Para decir no, no intentes excusarte o relatar una amplia explicación de porqué dices no; por el contrario, de una forma clara, rápida y sencilla hazles entender que no puedes complacer a la petición; prueba algo como:

  • “Lo siento, esta vez tengo planes importantes; en otra ocasión te acompaño con gusto”.

También hay ocasiones en las que sí es necesario expresar firmemente por qué decimos “no”; esto se debe a que muchas personas no aceptan la respuesta NO, y querrán insistir constantemente, hasta obtener una respuesta diferente. En ese caso puedes probar con algo como:

  • “Lo lamento, pero los domingos se los dedico a mi familia y a mi hogar”.

Ahora bien, si se trata de decir “no” a una persona del sexo opuesto que insiste en flirtear contigo, y tenemos una relación de pareja establecida, puedes utilizar claramente tu relación para decir no; por ejemplo:

  • “Lo siento, pero mi pareja y yo ya acordamos ver esa película juntos”.

Lo más importante es que tengas la firme determinación y no te dejes vencer por simples excusas, tú puedes aprender a decir no!

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here