Una de las cosas que nos puede llevar tiempo, es elegir el tipo de iluminación en tu hogar. Esto porque en la actualidad existe infinidad de  opciones, las cuales puedes escoger y así iluminar tu casa como mejor te guste. Desde luces de varias tonalidades, hasta bombillas ahorradoras de luz y de distintos tamaños. Te vamos a mostrar la mejor forma para elegir una bombilla.

Tips para Elegir un Bombilla

Hay varios elementos a tomar en cuenta cuando tengamos que elegir una bombilla. Uno de los aspectos importante a considerar es la potencia de la bombilla. Dependiendo del especio que queramos iluminar, este factor se convierte en algo clave. Esto porque si el bombillo tiene menor o mayor intensidad, podría iluminar de forma ineficiente el área.

Es decir, preferiblemente escojamos un bombillo de menor potencia para dar luz a espacio pequeños. Si deseamos iluminar áreas más grandes, es necesario comprar una bombilla con mayor potencia.

La tecnología es de suma importancia al momento de elegir una bombilla. Hoy en día, existe una gran variedad de opciones para que tengamos nuestros espacios iluminados con bombillas de alta calidad. Están aquellas que tienen un impacto positivo en el medio ambiente. Iluminan y son amigables o ecológicas.

El casquillo es otro de los aspectos a considerar para elegir una bombilla. Esto sirve para determinar el tipo de rosca que tiene cada bombilla. Allí tiene un número que determina el diámetro de la rosca. Hay muchos tipos de bombillas y cada una tiene distintos tipos de roscas.

El tono de luz des de suma importancia. En función del número podemos tener tres tipos de luz. Los colores blanco cálido, blanco puro y blanco frío. En el caso del blanco frío es fundamental para aquellos lugares donde se requiere una máxima luminosidad. Por ejemplo un garaje o un sótano.

El blanco puro está diseñado para ser usado en espacios un poco más pequeños, como por ejemplo una sala de baño, una cocina o un sitio de trabajo. En el caso de los tonos amarillos o el blanco cálido, se puede colocar en las habitaciones o una sala de estar. Este tipo de luz ofrece una luminosidad ideal para estos espacios.

Tipos de Bombillas

Bombillas Incandescentes

No tienen mucho tiempo de vida. Así que al momento de elegir una bombilla de este estilo, piensa muy bien para qué espacio la vas a necesitar, porque su tiempo de vida útil es muy corto. No son amigables con el medio ambiente. De hecho, en varios países ha sido retirada, debido a su alto consumo de electricidad.

Bombillas de Bajo Consumo

Llamadas también fluocompactas, ofrecen una reducción en el consumo de energía  de hasta un 80 %. Además, ofrecen alta durabilidad. Pueden tener hasta diez mil horas  de funcionamiento. Fueron un boom cuando hicieron sus primeras apariciones en el mercado.

El único detalle discutible es que poseen mercurio. Esto hace que aun y cuando sea amigable con el medio ambiente por un lado, sea altamente contaminante por otro. Su fabricación sigue siendo un tema de discusión.

Bombillas LED

Tienen hasta cincuenta mil horas de funcionamiento. Se usan materiales bastante resistentes, lo que las hace muy duraderas. El único detalle es que son sensibles ante las altas temperaturas. No sufren con constantes encendidos y apagados. Esto les da mayor tiempo de durabilidad. En un principio, este tipo de tecnología era muy costosa. Hoy en día es realmente accesible.

Bombillas Alógenas

Da una luz natural al encender de forma inmediata. Emiten mucho calor y tienen una duración de hasta cinco mil horas. Sin embargo, consumen menos energía que las incandescentes. Son recomendables para espacios fríos y pequeños. La emisión de calor hace que no sea recomendable colocar varias en un mismo espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here