El término desapego emocional en el área de crecimiento espiritual y personal, está muy de moda. El desapego emocional, forma parte de uno de los aspectos más importante a poner en práctica, puesto que eso te permitirá soltar cosas y dejar de controlar otras. Permite que salgamos de nuestra zona de confort y veamos las situaciones y personas, desde otro punto de vista. Vamos a ver como a través de ciertos elementos claves podemos practicar el desapego emocional, sin traumas. ¡Deja el miedo y anímate!

¿Qué es el desapego emocional?

Cuando nos referimos a los apegos, siempre nos imaginamos aquellas cosas sin las cuales no pudiéramos vivir. Decimos comúnmente que no pudiésemos vivir sin nuestra pareja, sin nuestros padres. También existen los apegos a lugares, el sitio de trabajo, relaciones. A todo aquello a lo que según tú, no es posible vivir, es un apego.

Desapego emocional

Hablamos de desapego emocional cuando aquello que ha sido objeto de posesión de nuestra parte, ya lo vemos sin ataduras, sin una unión irremediable. El miedo y la tristeza que te ocasiona sufrimiento por solo pensar que ya no está con nosotros, produce un apego.

El desapego emocional, aplica a todo. Desde los objetos materiales hasta las relaciones. Todo lo que viene también se va. Incluso los hijos. El desapego emocional hacia los hijos no significa que no los queramos. Es entender que en algún momento tendrás que partir, hacer su vida, tendrán otra familia; y el tiempo que pasábamos juntos, se reduce.

Es normal que sintamos tristeza y melancolía. El desapego emocional te invita a comprender que hay ciclos naturales de la vida y que las relaciones cumplen también un ciclo, un momento. Por ello, el desapego emocional te invita a vivir el presente. El aquí y el ahora.

Cómo practicar el desapego emocional

Calma tu mente

Seguramente en momentos de mucho estrés y presión, nuestra mente se llena de pensamientos negativos. Comienza a preguntarse si hubiese hecho esto o lo otro, será que ocurre tal cosa. Es decir la mente comienza hacer preguntas sobre el pasado y el futuro. Con el desapego emocional puedes lidiar con tales situaciones.

Te recomendamos que tomes un cuaderno y escribas aquellas  circunstancias que no fueron muy gratas pero pese a ello, lograste superarlas. Eso mismo te puede ayudar a salir del estrés y a fortalecer la confianza en ti mismo. Tal vez no encuentres las palabras o las soluciones en este momento. Pero saber que todo tiene solución y que seguro saldrás airoso, te ayuda a recordar lo fuerte y perseverante que eres.

Desapego emocional

Finalmente respira profundo varias veces para que la calma vuelva a ti, y escribe frases positivas sobre ti. Agradece todo lo que tienes. Verás que son mayores tus fortalezas y virtudes.

Para lograr el desapego emocional hazte un escáner a nivel emocional

Cuando te invadan los pensamientos negativos, acepta primero que te sientes mal. “Acepto que estoy triste”. Observa, escucha, llora y asume que estás mal. No te juzgues. Seguramente, vendrá a ti el motivo real. Acéptalo, sin juicios y agradece que la situación está aquí para mostrarte algo.

Luego, cierra tus ojos e imagina que la emoción es una nube. Imagina que se va volando y desaparece en el viento. Luego imagina que tu cuerpo se llena de mucho amor y luz.

Escribe tus miedos

Escribe en un cuaderno todos tus miedos. Todo aquello que temes perder, todo lo que si en algún instante no tienes puede desequilibrarte. Escribe el por qué. Otro día haz lo mismo pero lee lo que escribiste anteriormente. Eso te ayudará a analizar el por qué de tus apegos emocionales. Verás que son innecesarios. Que todo lo que viene va. Cuando estés listo para soltar, quema las hojas y entrégales tus apegos emocionales al universo. Eso es un ejercicio de liberación muy fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here