Hacernos viejos es un miedo que nos sacude a todos, sin excepción, indistintamente del sexo, la raza o nuestro nivel económico. ¿Problemas del primer mundo? Del primero, del tercero, de todo este mundo y de todos los que existan en el universo, La vida es efímera, nada es eterno, lamentablemente, pero sí que existen una serie de propiedades que pueden ralentizan el envejecimiento: los antioxidantes. Son muchos los alimentos que poseen propiedades antioxidantes, pero los que se llevan la palma son, sin duda, los frutos secos.

Frutos secos ricos en antioxidantes

El antioxidante es aquella sustancia que bloquea la formación de óxidos. Con esto conseguimos aproximarnos a eso que llamamos “juventud eterna”; mantenernos jóvenes durante muchos más años.

Vamos a conocer conocer los alimentos ricos en antioxidantes, con una mención especial para los frutos secos, que son de lo más nutritivos y con mayor propiedad antioxidante de nuestra gastronomía.

Los frutos secos contienen una gran cantidad de fibra (que nos ayuda a regular nuestro sistema digestivo, por decirlo de una manera fina), posee ínfimos niveles de grasas saturadas, y por ende, alto contenido de las beneficiosas grasas insaturadas, además de ser ricos en propiedades antioxidantes.

Cuando nombramos frutos secos nos referimos prácticamente a la gran mayoría de ellos, como las nueces, avellanas (no, la Nocilla contiene altísimos niveles de azúcar, que ya todos nos sabemos la famosa canción), cacahuetes, anacardos, pistachos, macadamias, nuez pecana y un larguísimo etcétera.

Los frutos secos son, además de un orgasmo para nuestro paladar, muy beneficiosos para la salud. Es de los pocos alimentos que son saludables y están extremadamente buenos, ¿verdad? 

A modo de comparación, la vitamina E, famosa también por sus propiedades antioxidantes, contiene entre 2 y 14 veces menos que un fruto seco. Las nueces son la joya de la corona, el fruto seco con mayor cantidad antioxidante de todos, por delante de los mencionados anteriormente. Además posee gamma tocoferol y ácidos elágicos, dos antioxidantes que además, contienen propiedades anticancerígenas. Por otro lado, la melatonina nos ayuda a regular el sueño, por si fueran pocos sus beneficios.

La reina, la nuez pecana

Las nueces pecanas son, dentro de las nueces, las que más propiedades antioxidantes poseen. Estas nueces, además de ser un regalo de los dioses por su sabor, contienen muchos nutrientes y son muy comunes en nuestra cocina.

Sus propiedades son casi ilimitadas, además de las citadas anteriormente, destacan por sus enormes propiedades curativas, ya que mejora nuestro sistema cardiovascular y rejuvenece las células de nuestro organismo.

Nos ayudan a conseguir energía, mejoran las funciones principales de nuestro corazón y nuestros músculos, y contienen propiedades antiinflamatorias que nos permitirán disminuir los pequeños dolores diarios de nuestra vida cotidiana.

Estas nueces son ricas en vitamina E, esenciales para cuidar nuestra piel y su elasticidad, además de prevenir enfermedades coronarias y proteger nuestras células y nuestro sistema neurológico.

Por otro lado, las nueces pecanas son ricas en minerales como el calcio, el zinc, cobre o hierro, entre muchos otros. Contienen ácido oleico y Omega 9, que ayudan a prevenir enfermedades como la hipertensión, problemas de circulación o la trombosis.

¿Engorda la nuez pecana?

La pregunta del millón, existe la falsa creencia de que los frutos secos favorecen el aumento de peso, pero esto es un error. Si no los comes no engordas. En realidad, los frutos secos no están asociados científicamente al aumento de peso, es más, sus ácidos oleicos producen la sensación de saciedad en nuestro cuerpo, por lo que comeremos menos cantidad. Todos los alimentos deben consumirse con moderación.

Seguro que nunca os habíais parado a pensar cómo un alimento tan pequeño podía contener más propiedades que Florentino Pérez o ser más rico que Jeff Bezos. Dadle vueltas mientras os mantenéis jóvenes y saludables.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here