Los videojuegos han dejado de ser una afición, y se han convertido en un medio de vida para algunos. Su equiparación con los deportes de competición hace que muchos se interesen por convertirse en las estrellas del mañana.

Hace un par de décadas, los videojuegos eran cosas de salones recreativos, donde todas las tardes y fines de semana se citaban jóvenes (y no tan jóvenes) para competir y poner a prueba sus habilidades.

Esta afición cambió un poco cuando llegó internet. Los salones dedicados a los videojuegos se han convertido en cosa del pasado, y hoy se juega desde cualquier parte, además de haber creado un nuevo perfil: el gamer.

De hecho, en los últimos años ha aumentado el interés de estos juegos. Lo que también ha despertado el deseo de convertirse en grandes jugadores. ¿Pero cómo se puede llegar a este punto?

Un buen equipo y periféricos de calidad, fundamental

Una de las cosas más importantes para convertirse en un gamer es tener un buen equipo, con suficiente potencia gráfica para reaccionar cuando el juego está en un punto de gran demanda de recursos. También se debe contar con los mejores mouse gamer, que harán los movimientos de las órdenes más fluidas.

Teniendo en cuenta que en estos juegos una décima de segundo puede ser vital, merece la pena invertir en un buen material. Si tienes un ordenador con poca memoria, una gráfica limitada o un ratón para ofimática, poco podrás hacer.

Otro detalle importante es el tipo de alfombrilla que utilices para mover tu ratón. Las alfombrillas gaming pueden marcar la diferencia, sobre todo en las partidas en las que se necesita una buena configuración de inicio. La velocidad es muy importante en los videojuegos, mucho más de lo que parece.

Conexión a la red de alta velocidad

La velocidad de Internet también juega un papel esencial cuando se juega en línea. A veces, un par de megas menos pueden hacer que pierdas una final, por lo que debes contar con un operador que te proporcione la máxima velocidad, además de una conexión estable, por supuesto. De nada sirve tener una velocidad muy alta, si justo en el mejor momento baja de repente.

Una buena silla

Como vas a pasar muchas horas frente a la pantalla, también es muy importante tener una silla adecuada, que soporte largas jornadas sin deformarse. comprar en China puede ser una buena alternativa siempre que se haga una búsqueda y se comparen no solo los precios, sino la calidad de los materiales, los comentarios de otros usuarios y factores como los tiempos de envío, costes adicionales, etc.

Los profesionales de los videojuegos

Un gamer es una persona que se dedica de forma profesional a los videojuegos. Puede que empezara decidiendo comprar maquinas recreativas Arcade, como las que en su día llenaban los salones de juegos.

Luego se dio cuenta de que se le da muy bien, y con los juegos en línea se hizo notar. 

Más tarde llegan las competiciones grandes, donde hoy en día hay premios en metálico y se han convertido en eventos con tantos aficionados como los tradicionales encuentros deportivos.

Ponerte a prueba

Una vez que tienes todo el material, es momento de escoger un título y empezar a jugar. Puedes comenzar con partidas de prueba o lanzarte directamente a competir, aunque esta segunda opción puede que no sea la mejor en las primeras partidas.

En cualquier caso, necesitas ser bastante crítico y buscar el modo de mejorar día a día, localizar tus debilidades y trabajar en ellas hasta convertirte en el gamer perfecto, o en la figura más cercana a ello. 

Ten en cuenta que solo los jugadores que destacan son los que pueden dedicarse a esto de forma profesional. Y eso es algo que no se logra de la noche a la mañana, necesitas tiempo y bastante talento, además de encontrar el juego en el que mejor te desenvuelves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here