El compromiso se ha hecho, la organización de la boda va en camino y todo se encuentra en orden, menos el vestuario de la novia y sus damas. Este punto puede ser un poco complicado, sobre todo si no se cuenta con la experiencia necesaria para poder elegir de manera adecuada cada detalle de la ropa a utilizar.

Una boda perfecta se conforma de pequeños detalles que se van sumando y permiten que los novios se sientan especiales en su día. Uno de los detalles que más efecto puede tener sobre ellos, especialmente de la novia, son los vestidos de ella y de sus damas de honor. Es por esta razón que se debe tener una buena idea sobre cómo elegir este vestuario tan fundamental.

El vestido de novia

Una pieza central en la boda será el vestido de la novia, por lo que se debe elegir con detenimiento y teniendo en cuenta algunos aspectos importantes que harán que la novia se vea mucho más bonita en su día. En general, los vestidos de boda no cuentan con un estilo exacto, siendo diversos y con un catálogo muy amplio, con cortes populares como el corte princesa, corte en A, corte sirena, entre otros.

Es por ello que para poder decidir, se deben tener en cuenta aspectos como:

  • Personalidad de la novia. En el vestido de novia se encontrará reflejada la personalidad que tenga ella, puesto que será como un emblema que la representará. Lo mejor es que sea sincera y decida según lo que le guste y sienta.
  • Tejido del vestido. Mantener una tela que sea cómoda es fundamental, puesto que el vestido será utilizado durante varias horas y no se espera que la novia se encuentre incómoda en la ceremonia o en la fiesta sólo para lucir hermosa. Lo mejor es no sacrificar ninguna de las dos cosas y buscar una tela que pueda lucir bien y ser bastante cómoda.
  • Color según el tono de piel. Éste es un punto importante si se quiere lucir bien. Lo mejor es discutir este punto con un modista o alguien que pueda asesorar en este punto.

Vestidos de las damas

Una vez se encuentra bien definido el vestido de novia, se presenta la preocupación del vestido de las damas de honor. Las mismas son las que acompañarán a la novia por el pasillo y suelen vestir un color con el mismo tono o tener algún método de uniformidad que se debe discutir entre la novia y las implicadas.

Sin embargo, los vestidos de dama de honor suelen seguir algunas pautas establecidas que ayudan a que todo mantenga la uniformidad y la elegancia del momento. En este sentido, también pueden encontrarse sitios web para comprar estos vestidos de manera online, puesto que cuentan con una gran variedad y pueden personalizarse una vez se hayan comprado

Antes de elegir cualquier modelo o color, es necesario seguir algunas pautas elementales. Primeramente, si no se desea contar con damas de honor uniformadas, por lo menos se debe tener un control con tonos que se parezcan entre sí, de manera que no se vea desordenado y sin un sentido lógico.

Asimismo, se debe evitar a cualquier coste que alguna dama de honor luzca un vestido parecido al de la novia, esto teniendo en cuenta el diseño, el color y el corte del mismo. También es necesario que cada dama vaya vestida de acuerdo a su edad, eligiendo modelos de vestidos que les puedan quedar bien y que no causen problemas con su personalidad.

Los vestidos de la novia y su cortejo en una boda son fundamentales, aunque muchas personas puedan pensar que no son tan importantes. Ellos reflejan la elegancia, sofisticación y encanto de la boda, así como el estrecho lazo que debe existir entre las participantes. Esto hace que sea necesario contar con el asesoramiento de un profesional y no tomar decisiones apresuradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here