Mantener la ropa bien planchada puede ser esencial para tener una imagen más presentable, ya sea para tu trabajo o para ir de estudios. Y para que puedas conseguir un resultado perfecto, te indicaremos varios consejos que podrán ser de mucha ayuda al momento de planchar para lograr que tus prendas, ya sean pantalones o camisas, se vean lo mejor posible.

Consejos de gran utilidad

El momento de planchar puede ser uno de los más aburridos y complicados en ocasiones, ya que puede resultar difícil conseguir eliminar totalmente las arrugas, e incluso, no quemar la ropa.

Sin embargo, con estos consejos vas a poder mejorar el tiempo que pasas planchando y conseguirás mejores resultados para tus prendas.

1) Elige un centro de planchado

Para encontrar el centro de planchado perfecto para tu hogar puedes consultar esta web especializada, ya que Zona de Planchado puede ser un portal de referencia en todo lo relacionado con productos de planchado.

Un centro de planchado facilita mucho el trabajo de planchado dentro de tu hogar, por lo que resultará de gran utilidad si tienes una familia muy grande y mucha ropa que planchar. De esta forma vas a poder reducir el tiempo que piensas dedicarle a esta tarea doméstica.

Y dado que optimiza el uso del vapor durante el planchado, vas a poder ahorrar tanto agua como energía, disminuyendo hasta un 40% con relación al uso del agua y un 25% respecto a la electricidad, en comparación con otras planchas tradicionales.

Además, el uso de los centros de planchado permiten eliminar las bacterias de las superficies de las prendas, por lo que resultan más higiénicos y saludables para tu familia. 

Si quieres optimizar el tiempo y el uso de recursos durante el planchado, estos aparatos pueden ser la mejor opción a tu alcance.

2) Regula el vapor

El vapor tiene un efecto positivo sobre la ropa, sobre todo si utilizas el indicado para el tejido que estés planchando.

Sin embargo, si ajustas la medida dependiendo de si estás planchando algodón o lana, puedes eliminar fácilmente las arrugas y dejar las prendas lisas de manera sencilla, permitiendo darle forma a los tejidos.

3) Temperatura

De igual manera que debes regular el vapor dependiendo de la prenda que vayas a planchar, también debes escoger la temperatura indicada. Se trata de un aspecto bastante importante, ya que garantizará el mejor resultado del planchado.

Para prendas como acrílicos, polipropileno o acetato, deberás usar una temperatura entre 70 a 120ºC. Mientras que para telas como lana, seda y poliéster, deberá mantenerse una temperatura de 100 a 160ºC.

4) Humedece la ropa

Un consejo bastante útil que puede ayudarte al momento de planchar, puede ser humedecer la ropa, ya que las planchas de vapor o los centros de planchado ya se encargan de realizar esto por sí solos.

Sin embargo, para las planchas tradicionales se recomienda usar un rociador para que puedas obtener los mejores resultados, sobre todo con las prendas de algodón. Mientras que la ropa de seda deberás plancharla al revés, humedeciendo solo un poco la ropa, con la plancha a poca temperatura.

5) Cuida los detalles

Si quieres un resultado profesional al momento de planchar, debes prestar atención a los detalles.

Por ejemplo, zonas como el cuello pueden ser las más complicadas en las camisas, por lo que deberás estirar las mangas para eliminar cualquier arruga; por otra parte, deberás planchar los bolsillos de los pantalones antes de nada, siendo estos pequeños detalles los que te ayudarán a mejorar el planchado.

Un truco útil

Para lograr que tus prendas queden bien planchadas, puedes utilizar suavizante cuando las vayas a lavar, dado que sus componentes pueden disminuir la electricidad estática en las prendas y mejorará el secado de las prendas, haciendo que las mismas adquieran menos arrugas.

De igual manera, podrás encontrar estos productos específicos para cada tipo de tela o color de ropa, por lo que deberás comprar el más indicado para que al momento de planchar, el trabajo sea más sencillo.

Planchar puede ser más sencillo si sigues todas las recomendaciones que te hemos dejado en este artículo, desde elegir la temperatura adecuada, comprar un centro de planchado o utilizar incluso suavizantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here