Cuentos:Golfo

>Cuentos>Página 11

Golfo


 

Para mi Mejor Amigo

 

A través de mi ventana, tímida se desliza una tenue luz cuyo color no se precisa, solo presagia un hermoso día de sol, me siento tranquila feliz —un ruido celestial a lo lejos— es el trinar de los pájaros en algún lugar cercano que no determino.

Me transporto inconsciente a un espacio con mucha naturaleza, tapizado con un fieltro verde con colorido y aroma a frescura natural.

A través de los barrotes de mi habitación tan solo encuentro bloques de cemento que como intrusos vigilantes dividen mi vida de otras tantas que difieren de la mía.

A lo lejos observo una pareja de estas hermosas avecitas que en un franco proceso de seducción, se entregan al romance, no alcanzo a divisar cual es el macho, cual es la hembra, sólo sé que juntos disfrutan de estar acompañados el uno del otro, en este momento no me asiste la inquietud de género. Son felices y eso es lo que importa.

Revolotean incesantes por el espacio infinito, demostrando la grandiosidad y prodigio de su vuelo, —por hoy son dueños del universo—.

Mientras se desplazan con esa velocidad vertiginosa cual danza milimétricamente perfecta, me traslado a un escenario maravilloso de encantamiento y conforme desarrollan este incomparable y paradisíaco ritual de amor, su canto es más intenso...........

...... cual mensaje que me releva de toda obligación de vivir la realidad.

Observo el rel ¿ j.. La ciudad apenas despierta.................................

un despertar agresivM, ruidoso, ese despertar que altera los sentidos y nos desplaza de manera inexorable a un escenario humano que debilita la remota posibilidad de felicidad.

Es un nuevo día y a pesar de que todo lo nuevo se estrena, - para mí será solo eso - un nuevo día.

Me resisto volver a la realidad, me inquieta la inagotable necesidad de mirar el infinito donde ya no es una pareja de enamorados la que invade ese espacio, ahora son muchas parejas que pululan el celeste cielo, ávidas de libertad, ¡esa libertad que para nosotros los humanos, es absurdamente transgredida!

Mi alegría va desvaneciendo, la realidad a la que he de enfrentarme me sustrae de ese hermoso sueño del que he sido sin pensarlo su principal espectador.

.... Ahora qué me espera,

una nueva realidad?

una nueva experiencia?

Qué...!

Un enfrentamiento con esa realidad cruel de la que todos somos actores, y cómplices impávidos del infortunio y el desamor.

Mi reflexión me traslada sin quererlo a inevitables cuestionamientos.......

Qué pasará hoy?

habrá un espacio pequeñito para la felicidad?

  • la respuesta es la misma —

un absurdo y eterno...... silencio.

todos estaremos igual?

con esta minúscula esperanza de tranquilidad?

seré sólo yo?

existen otros actores en esta obra de desencanto?

.

  • No hay respuestas —

no insisto y comienzo el "nuevo día"

Hoy me pondré mi mejor atuendo

el de humano insensible

de temperamento inquebrantable

- nada debe afectarme –

- todo me será indiferente -

Pero me horroriza un terrible enigma

— ¿no me ahogaré en ese torrente de vicisitudes que debo cubrir con mi ropaje? —

Entonces entablo una lucha denodada con mis debilidades para no flaquear.

Me resisto con todas las fuerzas para que ese enemigo implacable que se llama desaliento, me pueda vencer, pero mi debilidad y ese calor que, aunque intangibles son parte de mi personalidad, me derrotan.

Otra vez he perdido el firme propósito de ponerme un disfraz.

También hoy seré ese ser humano que procesa confundido las penas y las escasas alegrías.

.....Decido lanzarme a ese mar de inconsistencias habituales sin saber si naufragaré o saldré a flote, ¡...Necesitaré ayuda!

 

....¡Ayuda!

De quién?

Acaso amigos..... cuáles? .....Existen?

Pues sí.

Todas las mañanas antes de zambullirme en ese embravecido océano .....entablo un corto, pero gratificante diálogo con un caballero de contextura atlética, que a pesar de su furibunda apariencia tiene un corazón tierno, pestañas peligrosamente cortas que apenas alcanzan a cubrir sus ojos color miel que después de mucho sol o larga espera se convierten en indescriptibles crepúsculos.

Bajo su firme dulzura existe una tenacidad de acero que inspira respeto y entonces le comparo con un fornido príncipe oriental amante de la buena mesa y adicto a un placentero descanso, cualidades perfectas para un caballero elegante y atractivo como él. Permanezco inmóvil, fascinada, cautivada por el espectáculo que me ofrecen sus ojos tan diáfanos.

Es tan gratificante contemplar a un personaje así, que a pesar de nuestros diarios y cómplices encuentros nunca se ha propuesto delatarme.

¡...Resulta inexplicable que fuéramos amigos..!

yo no pertenezco a su mundo, pero el momento de nuestro encuentro somos como una sola mente, un solo corazón, una sola alma, es como si habríamos nacido el uno para el otro. No exige nada, se conforma con tan poco..... con ese descuidado, apresurado y encubierto afecto que le ofrezco, con ese injustificado diario temor de que pueda extinguirse, o sustituirse.

... Todo lo que comienza termina, y nuestro encuentro por este día ha llegado a su final, debo partir para desafiar a las sorpresas que me brinde "el nuevo día" .

De pronto su dulzura y belleza, se trastocan en una inmensa tristeza........ intento convencerle que volveré, que a pesar de mi memoria de alcanfor que se evapora con el tiempo, le llevo conmigo a donde quiera que esté, cual si fuera un amuleto que oprimo entre mis manos.

La sola idea de perderme le atemoriza ...........mas eso no sucederá, su amor es tan sabio que me ayuda a cruzar la soledad.

¡Cómo abandonar a alguien que sin saberlo logra evadirme del desaliento!.

-Es un personaje insustituible-

como traído de esos cuentos de fábula que logran abstraernos de lo cotidiano posibilitándonos vivir una aventura sin igual.

Su temor de abandonarlo no tiene sustento, No... Eso no sucederá jamás, pues a pesar de nuestras marcadas diferencias es un amor insustituible .......será eterno.

Como olvidarse de un personaje que por su evidenciada lealtad causa expectativas en mi corazón

 

 

 

Su nombre no hace honor a su personalidad, pero a pesar de irónicamente llamarse GOLFO no por ello deja de ser incuestionablemente fiel.

Es un 4 patas que me colma de cariñY, ese cariño que me estremece por sincero, por inconmensurable.

 

 

Junio 2000

Cuento original de Alicia Argotti

 


Cargando juego....



  • Leído133 vecesValorado0 puntos de 5
  • Valora este cuento






¡¡Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico.
Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN ENTENDIDO