Cuentos:Roberto

>Cuentos>P√°gina 8

Roberto


 

Milagro: ROBERTO

Ian Welden


Tengo un problema con mi perro Roberto. O, Roberto tiene un problema conmigo.

Encontr√© a Roberto una ma√Īana llovida, cuando yo andaba con nostalgia por mi pa√≠s Chile, caminando por la Calle Larga de Valby. √Čl tambi√©n andaba solo as√≠ que establecimos un pacto de Compa√Ī√≠a: amistad. Desde entonces hemos sido inseparables y vivimos todos juntos, los trece gatos, Roberto y yo.

Milagrosamente a√ļn no he tenido problemas con las autoridades ni mis vecinos. Pero el problema con Roberto es que tiene una naturaleza muy poco com√ļn para un perro: es arque√≥logo. Y esta situaci√≥n s√≠ que me terminar√° trayendo problemas con la polic√≠a, la municipalidad, y el Estado del Reino Dan√©s.

Cuando salimos todos junots a pasear, Roberto se porta admirablemente bien. Camina junto a Jorge, el gato padre de los doce gatitos. Conversan y admiran el paisaje y Jorge le aulla a las hermosas perritas que pasan. Y me ayuda, junto a Jorge, a mantener a los gatitos en fila. Y un monito, que se llama Monito, siempre va muy tranquilo sobre mis hombros, comiendo un pl√°tano.

Cuando salgo sólo con Roberto, se vuelve loco cada vez que encontramos tierra. Un jardín, maceteros en los estacionamientos y veredas, una rotonda, etc. Se pone a excavar y a desenterrar objetos del tiempo de los vikingos o de los godos. No busca huesos como todos los perros del mundo, pero sí ha encontardo osamentas humanas con uniformes romanos o griegos.

Esto en s√≠ no seria problem√°tico, pero s√≠ es problem√°tico que la Real Municipalidad de Copenhague gasta miles de coronas en reparaci√≥n! La suerte ha querido que a√ļn no descubran al culpable porque salimos a pasear a las cinco o seis de la madrugada de los s√°bados, en que no hay gente en las calles. Pero ya los diarios y medios de comunicaci√≥n de masas hablan de los "v√°ndalos desconocidos".

Tengo en el s√≥tano de mi departamento un verdadero museo de antig√ľedades encontradas por Roberto. Creo que soy millonario.

Pero esto no puede seguir porque mi perro no tiene licencia y puedo ir a parar a la c√°rcel. En Dinamarca son sumamente estrictos con estas cosas de perros. Y si creen que estoy exagerando, vean la foto.

Ian Welden DINAMARCA Nac√≠ en la otrora tranquila ciudad de Santiago de Chile en 1948. Mi infancia feliz consisti√≥ en trepar a los maravillosos bellotos y sauces de mi barrio para inspeccionar nidos y huevos de misteriosas aves; enamorarme de cuanta ni√Īita encontraba a mi paso y escribir y dibujar cuentos y c√≥mics. La adolescencia me sorprendi√≥ siendo un estudiante que jam√°s estudiaba pero que ganaba todos los concursos de cuento y poes√≠a del Liceo n√ļmero cinco de hombres, Jos√© Victorino Lastarria. Estudi√© publicidad, artes pl√°sticas y comunicaci√≥n de masas en la Universidad T√©cnica de Santiago y en 1974 organiz√© mi mochila con lo estrictamente necesario y vol√© a buscar consuelo donde mi madre patria, la maravillosa ciudad de Barcelona. Un a√Īo mas tarde camin√© hasta Escandinavia, Copenhague, donde desempaqu√© y clav√© para siempre mi bandera chilena. En realidad toda mi vida me la he pasado escribiendo, haciendo gr√°fica y componiendo m√ļsica, pero jam√°s he publicado. En Dinamarca trabaj√© en los campamentos para refugiados de la Cruz Roja Danesa. Entre otras labores, escrib√≠ "tomos" de poemas y relatos acerca del destino de refugiados de casi todos los pa√≠ses del mundo. Coleccion√© tambi√©n sus escritos e historias e hice una exposici√≥n de mis artes gr√°ficas acerca de la guerra civ√≠l en Yugoeslavia ("GUERRA MUNDIAL TERCERA FASE"). Ahora ya viejo, descanso en los banquitos de las plazas de La Calle Larga de Valby (Valby es mi barrio en Copenhague); visito por las noches el Caf√© Cir√© y escribo estos "milagros". Por qu√© "milagros"...? Ian Welden

Valby, Copenhague.

ian.welden@mail.dk

Cuento original de Ian Welden. Diciembre 2008.


Cargando juego....



  • Le√≠do78 vecesValorado4 puntos de 5
  • Valora este cuento






¬°¬°Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tr√°fico.
Google recibe informaci√≥n sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. M√ĀS INFORMACI√ďN ENTENDIDO