Cuentos:Federico y Sus Sue帽os

>Cuentos>P谩gina 9

Federico y Sus Sue帽os


 

FEDERICO Y SUS SUE脩OS

Micaela Castellano. Agosto 2008


Una noche de mucha tormenta, en un cementerio hab铆a un hombre llamado Federico; cuidaba que est茅 todo en orden. En el fondo del cementerio hab铆a una l煤gubre mansi贸n que era donde 茅l viv铆a. A la noche, cuando se hab铆a ido a dormir, escudh贸 unos ruidos que ven铆an del s贸tano. Fue a ver qu茅 era y aparecieron dos ojos: uno rojo y otro morado. 脡l estaba muy asustado, pero se anim贸 a ir. Se apagaron las velas, cay贸 por la escalera y luego sobre un sill贸n que ten铆a muchas telas de ara帽as.

Pasaron dos horas. Apareci贸 un hombre con una vela y se asust贸 m谩s. Cuando lleg贸 al s贸tano, el hombre que tenia esos ojos de dos colores pose铆a una voz que no era de humano: era de un hombre-monstruo, le faltaban tres dedos de cada mano, ten铆a los pelos parados, la ropa toda rota, sucia.

Federico se asust贸 y se meti贸 dentro de un ropero. Por la puerta escuchaba ruidos de cubiertos. De ah铆 el hombre-monstruo sac贸 un cuchillo, empez贸 a correr, subi贸 la escalera y se fue para el cementerio. Agarr贸 el cubierto y se puso a excavar, abri贸 la tumba y se acost贸 ah铆.

Federico abri贸 la puerta del ropero y no hab铆a nada, porque era s贸lo una pesadilla. De tanto leer cuentos de terror, en los sue帽os se asustaba.

Cuento original de Victoria Castellano. Agosto 2008.

Victoria Castellano naci贸 en Lobos, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 30 de abril de 1990. Estudia en la Escuela Parroquial Padre Emilio Larumbe y cursa quinto a帽o de primaria. Dice: - a m铆 me gust贸 cuando empezamos a leer los cuentos de terror.


Cargando juego....



  • Le铆do103 vecesValorado1 puntos de 5
  • Valora este cuento






隆隆Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tr谩fico.
Google recibe informaci贸n sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. M脕S INFORMACI脫N ENTENDIDO