Psicologia:Espacio Adopci贸n

>Psicologia

Espacio Adopci贸n

Sobre la importancia del apego en el proceso adoptivo.


Espacio Adopci贸n

Traducido de www.espace-adoption.ch
Traducci贸n realizada por Internenes.com

Para realizar un desarrollo psicoafectivo armonioso, el beb茅 debe poder beneficiarse de un cierto n煤mero de aportaciones a trav茅s los intercambios que tiene primero con su madre, y luego con cualquier adulto que cuide de 茅l: sus necesidades deben ser reconocidas y satisfechas de manera suficientemente regular y continua, para permitirle construirse una representaci贸n interna del otro y establecer un v铆nculo/ apego de confianza con ese otro del que depende.

Se designa por 鈥渃arencia afectiva鈥 la insuficiencia cuantitativa o cualitativa de las interacciones precoces entre el ni帽o y su entorno pr贸ximo. La carencia afectiva puede aparecer en diferentes situaciones:

鈥 Cuando la madre est谩 ausente y el beb茅 colocado en una instituci贸n donde no encuentra sustituto materno adecuado.

鈥 Cuando el beb茅 est谩 separado de su madre de modo recurrente, irregular y tiene una experiencia de una importante discontinuidad de cuidados.

鈥 Cuando el beb茅 vive con una madre que no est谩 capacitada para ofrecerle un mundo materno adecuado. La carencia puede ser tanto extra familiar como intrafamiliar. Sin embargo, algunos ni帽os tienen m谩s riesgo de sufrir carencias afectivas: los ni帽os abandonados, los que est谩n rodeados de adultos no fiables y los que en fin, han padecido numerosas rupturas precoces, especialmente en el contexto de acogida.

Estas separaciones sucesivas, discontinuidades e incoherencias de cuidados, los conducen a sufrir estados depresivos. La depresi贸n es una respuesta emocional activada por la experiencia de la carencia o p茅rdida de un apego afectivo privilegiado. Puede tratarse de p茅rdidas reales, prolongadas, definitivas o temporales, pero tambi茅n fantaseadas y relativas al sentimiento de 鈥測a no me quieren鈥 sin ning煤n acontecimiento real asociado.

Por 煤ltimo, las carencias afectivas pueden tener su origen en desarreglos afectivos graves que designamos como 鈥渄esarreglos con el apego鈥.

驴Qu茅 es el apego?

El apego puede ser definido como el v铆nculo fundamental de un beb茅 con respecto a la persona o personas que lo cr铆an. Los fundamentos esenciales de este apego son la satisfacci贸n de la necesidad de proximidad del beb茅, as铆 como el sentimiento de seguridad que le procura esa proximidad. El beb茅 intenta provocar la proximidad con una figura de apego preferencial por medio de algunos comportamientos innatos como la sonrisa, la vocalizaci贸n, los llantos o el agarre. La existencia y la calidad del v铆nculo dependen de la existencia o la calidad de la respuesta de la figura de apego. La ausencia de respuesta provoca emociones de angustia, c贸lera y tristeza.

La experiencia de un apego particular est谩 considerado como fundamento de la personalidad: su naturaleza repercute en la capacidad de un individuo para crear lazos, controlar emociones, adaptarse socialmente y a resistir al estr茅s a lo largo de toda la vida. El sentimiento de apego, con sus riesgos positivos y negativos, lo siente cualquier ser humano, pero ha sido en gran parte estudiado a partir de la situaci贸n de ni帽os acogidos en una instituci贸n.

Los or铆genes del concepto "apego".

Desde la segunda guerra mundial, venimos observando los efectos negativos de la institucionalizaci贸n acerca del desarrollo f铆sico y emocional de los ni帽os, sobre todo cuando el n煤mero de educadores es insuficiente, cuando los cuidados se dan de forma rutinaria, no individualizada, incoherente, con poca calidez y de manera imprevisible. Los ni帽os no tienen entonces ning煤n modo de vincularse a una figura de apego estable. Varios psicoanalistas, como Ana Freud (1895-1982) y Dorothy Burlingham (1891- 1979), han descrito los efectos traum谩ticos de la separaci贸n sostenida de ni帽os peque帽itos y de su madre en el contexto de los bombardeos de Londres, en los que los ni帽os eran evacuados al campo: queriendo asegurarle una supervivencia f铆sica, se actu贸 en detrimento de su salud ps铆quica.

Desde entonces, en situaciones de guerra, las organizaciones internacionales evitan evacuar los ni帽os peque帽os sin su figura de apego. En los Estados Unidos, el psiquiatra y psicoanalista Ren茅 Spitz (1887-1974) da a conocer al mismo tiempo los efectos desastrosos de la institucionalizaci贸n sobre del desarrollo de los ni帽os. Estos se debilitan y se dejan a veces morir por no ser considerados como personas con necesidades ps铆quicas y afectivas y no solamente como personas fisiol贸gicas. Inventan la noci贸n de hospitalismo que describe el conjunto de los desarreglos debidos a una carencia afectiva que les ocurre a los peque帽os acogidos en una instituci贸n en los primeros dieciocho meses de vida. El psiquiatra y psicoanalista ingl茅s John Bowlby (1907-1990) entrega en 1951 un informe a la OMS titulado "Maternal Care and Mental Health鈥, que hace referencia a la situaci贸n de numerosos ni帽os institucionalizados a ra铆z de una guerra; ilustra, en 茅l, los efectos de la carencia en los cuidados maternos y demuestra que 茅sta acarrea sobre todo, en el plano de las emociones, relaciones afectivas superficiales, una inaccesibilidad al otro, as铆 como una ausencia de reacci贸n emocional.

Su disc铆pulo, Robertson, describe las fases evolutivas de la separaci贸n sostenida en un peque帽铆n: protesta - desesperaci贸n - desapego. Numerosos psic贸logos (Ainsworth en USA, Guedeney en Francia, Pierrehumbert en Suiza) han trabajado y trabajan actualmente sobre la noci贸n de apego. Esta noci贸n ha influenciado profundamente a los ense帽antes y las pr谩cticas relativas a la primera infancia. En el plano de la prevenci贸n, la teor铆a del apego ha supuesto importantes cambios en el reconocimiento de las necesidades fundamentales de los ni帽os, revolucionado ciertas pr谩cticas profesionales.

Ha contribuido al desarrollo de hospitalizaciones madres-ni帽os, a una mayor organizaci贸n de los modos de custodia y a la toma en consideraci贸n de los problemas suscitados por las separaciones precoces en general. En el plano curativo, esta teor铆a se une a nociones como la de 鈥渞esiliencia鈥 (desarrollada sobre todo por Boris Cyrulnik ) y de 鈥減lasticidad neuronal鈥 (desarrollada por Ansermet et Magistretti, en Suiza).

El ni帽o puede efectivamente construir un nuevo modelo de relaciones y sobrepasar los traumatismos vividos, si se le coloca en otras condiciones relacionales. Para terminar, como todas las teor铆as, la noci贸n de apego aclara tan solo desde un punto de vista una realidad mucho m谩s compleja, que puede abordarse desde el 谩ngulo de las carencias afectivas, de los desarreglos del comportamiento o de la personalidad. No deber铆a ser utilizada como un instrumento de interpretaci贸n 煤nico de la situaci贸n infantil, ni encerrarla en un diagn贸stico predictivo. Las dificultades de apego que viven algunos ni帽os, as铆 como la evoluci贸n de la cual a veces hacen prueba, nos obligan a tener una postura flexible sobre el desarrollo de su psiquismo, en particular cuando son acompa帽ados precozmente y con delicadeza.

Adopci贸n y apego

En nuestro contexto actual, la filiaci贸n adoptiva implica ni帽os que dan prueba, la mayor铆a de las veces de unas vivencias carenciales en el plano afectivo. La adopci贸n internacional en particular los confronta a la construcci贸n de un apego de confianza con nuevos padres. Este pasa por la separaci贸n de un entorno conocido, por muy carente que haya sido. La adopci贸n plantea por tanto un cierto n煤mero de desaf铆os de apegos.

驴Qu茅 vivencias tiene el ni帽o?

En lo que se refiere al ni帽o, por una parte, las dificultades de apego se resuelven m谩s o menos bien en funci贸n de su edad, de la duraci贸n de la carencia que ha padecido y de la capacidad de sus padres para enfrentarse a ella, as铆 como de la capacidad que estos tengan para pedir ayuda y consejo a profesionales de la salud ps铆quica. Los grupos de padres, aunque pueden ayudar, no parecen ser siempre suficientes. Las dificultades de apego espec铆ficos de los ni帽os confiados en adopci贸n interpelan tanto a los pa铆ses de or铆genes y a sus autoridades competentes como a los intermediarios en adopci贸n. Dependen de ellos, efectivamente, no s贸lo la salud ps铆quica del ni帽o y el 茅xito de su inscripci贸n en una familia de adopci贸n, sino tambi茅n el equilibrio futuro de esa familia.

As铆, tenemos que se帽alar que todos los ni帽os no est谩n capacitados para vivir la adopci贸n, sean cu谩les sean las cualidades de las familias: algunas carencias graves pueden ser una contraindicaci贸n. El ni帽o, incluso siendo muy peque帽o, llega a su nueva familia con ciertas vivencias, 鈥渦n bagaje de vida鈥 que contiene las respuestas que hasta aqu铆 ha recibido de su entorno a su necesidad vital de apego y gracias al cual va a poderse construir. Estas respuestas no han sido siempre las adecuadas, ni han sido suficiente, sobre todo en ciertos medios de vida de la clase institucional en el que quiz谩s solo ha recibido cuidados f铆sicos y m茅dicos, sin estar investido de modo personalizado y con cari帽o por un n煤mero restringido de adultos.

Si se le ha mostrado demasiados pocos signos de afectos, corre el peligro de haber desarrollado mal la capacidad de encari帽arse con el otro. Adem谩s, cada ni帽o es 煤nico y est谩 m谩s o menos 鈥渂ien equipado鈥 para atraer la atenci贸n y suscitar comportamientos maternos en el seno del personal de enfermer铆a.

La vivencia intraps铆quica e intersubjetiva del ni帽o anterior a la adopci贸n es en parte un misterio para sus futuros padres. Sin embargo con este bagaje potencialmente desfalleciente y parcialmente desconocido el ni帽o aborda las relaciones con su familia adoptiva. En estas condiciones, aprender a vivir en familia es un verdadero desaf铆o para el ni帽o y supone por parte de sus padres una disponibilidad y una atenci贸n particulares鈥

Es fundamental poner en primer lugar la creaci贸n del v铆nculo con el ni帽o y acogerlo como 鈥渦n ni帽o peque帽ito鈥 incluso si su edad real es de unos a帽os. El ni帽o puede manifestar diferentes reacciones: unos se pueden quedar aferrados a sus padres y pueden desarrollar un gran angustia de separaci贸n.

Otros 鈥渁tacan鈥 el v铆nculo con su padre o con su madre, haci茅ndoles perder los papeles y el comportamiento adaptado. El equilibrio de la familia se vuelve provisionalmente precario. Algunos otros se quedan rezagados con uno de los padres o con los dos, pues necesitan tiempo para coger confianza y crear lazos, esto provoca, entre los miembros de su entorno pr贸ximo, sentimientos de rechazo o de agresi贸n.

Algunos padres estar铆an tentados de pensar que el ni帽o es ingrato, cuando lo que ocurre es que est谩 herido por el mundo de los adultos que lo ha tenido olvidado un tiempo, a veces durante mucho tiempo. La mayor铆a de las veces, la adopci贸n no implica una deuda de reconocimiento por parte del ni帽o. Se trata de una elecci贸n de vida de los padres, resultado del deseo de tener un hijo. Sin embargo, incluso si algunos ni帽os conservan una cierta fragilidad en el plano de la autoestima, de la confianza hacia los dem谩s o del temor de abandono, los ni帽os confiados en adopci贸n son en principio capaces de desarrollar un nuevo modo de apego, gracias a la presencia de un entorno familiar seguro. Pero se trata de un proceso que lleva tiempo y que supone a menudo, el tener el apoyo de un acompa帽amiento profesional, para construir conjuntamente una seguridad de base con el ni帽o y sostener a sus padres.

En cuanto a los padres鈥

Los padres no est谩n desprovistos de una historia, esta est谩 hecha tambi茅n de fuerzas y de fragilidades en materia de apego. A menudo, los desaf铆os de apego planteados por el ni帽o entran en resonancia con los apegos de sus padres.

Tener un ni帽o y criarlo nos remite todos a la infancia que hemos vivido, a nuestros padres, a sus maneras de hacer o de no hacer, a su manera de manifestar su amor o su descontento.

La mayor铆a de estos recuerdos est谩n profundamente enterrados dentro de nosotros, en particular cuando son dolorosos. Si el modo como el ni帽o vive las relaciones perturba a los padres, estos pueden as铆 recurrir a sus propias experiencias pasadas de apego.

Sentirlas les permite reconocer mejor la dificultad de su hijo y no estigmatizarla, sino acogerla. Pueden entonces simplemente rodearlo, acompa帽arlo dej谩ndole el tiempo necesario para descubrir y aprender un nuevo modo de apego.

鈥淯n ni帽o no est谩 realmente adoptado hasta que cada uno no se reconoce en las dificultades de ese ni帽o鈥 Nazir Hamad.

Para profundizar en el tema:

- GUEDENEY N. et GUEDENEY A. (茅d.), L鈥檃ttachement. Concepts et applications, 2猫me 茅d., Masson, Paris, 2006.

- MONTAGNER H. (1998), L鈥檃ttachement. Les d茅buts de la tendresse, O. Jacob,Paris, 2006.

- B. PIERREHUMBERT, Le premier lien. Th茅orie de l鈥檃ttachement, Odile Jacob,Paris, 2003.

- B. PIERREHUMBERT, L鈥檃ttachement. De la th茅orie 脿 la clinique, Eres, Toulouse,2005.

Para leer el art铆culo en versi贸n original


Cargando juego....



  • Jugado146 vecesValorado5 puntos de 5
  • Valora este juego






隆隆Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tr谩fico.
Google recibe informaci贸n sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. M脕S INFORMACI脫N ENTENDIDO