Psicologia:Cultura Adolescente

>Psicologia>Página 3

Cultura Adolescente

Entrevista con Michel Fize


¿Cuál es la cultura adolescente actual? con Michel Fize,
Traducción realizada por Internenes.com

L’ISP-Formation organiza cada año, una jornada dedicada a los actores de la vida escolar: profesores, personal de equipos directivos e inspectores de educación sobre todo.

CULTURA ADOLESCENTE: HACIA UN NUEVO RETO EDUCATIVO

Michel Fize nos recuerda que hemos pasado de fenómenos culturales hacia un estudio centrado sobre la personalidad del adolescente. En torno al término de cultura adolescente, se desarrolla, un modo de vida no infantil pero que no llega a ser adulto todavía.

La llegada en los años cincuenta del rock, del cine nuevo y de los pantalones vaqueros expresa la liberación de las reglas y sobre todo del tabú sexual que hace estallar el esquema de la cultura familiar. A partir de este momento la cultura de unos no será la de los otros.

La cultura adolescente no es únicamente un asunto de ocio, de prácticas y de tiempo libre. Se habla de cultura adolescente o de sociedad adolescente a pesar de que se trata simplemente de un modo de vida que puede a veces inspirarse del modelo familiar. Subraya que la adolescencia no empieza con la pubertad, se diferencia en esto del psicoanálisis. Indica que lo que era pertinente en el año 2000 ya no puede serlo en el 2010, pues subraya un movimiento perpetuo en la cultura adolescente.

La adolescencia es la búsqueda de la autonomía colectiva y luego la personal. Aparece desde los ocho o nueve años para terminar alrededor de los quince. Michel Fize la compara a un cohete de tres pisos: el lenguaje, los atuendos, y los gustos particulares en materia de música, de deporte… desarrolla la multiplicidad de los lenguajes (escrito, oral, ni oral, ni escrito como los S.M.S) pues este cóctel acentúa la separación de comprensión entre los adultos y los adolescentes.

¿Qué nueva mirada dirigir entonces sobre la misión del educador, cómo se posiciona el adulto?

Parece indispensable procurar que los alumnos se vuelvan más actores, que desarrollen la colaboración y la cooperación con el conjunto del equipo educativo. La escuela, última institución tiene como misión mantener su encuadre y sus valores pero abriéndose al mismo tiempo a esta cultura adolescente. El adulto tiene que aceptar cuestionarse, acercarse, para darle sentido a esta cooperación. Hay que dedicarle más medios y tiempo al debate para hacerle frente a este fenómeno nuevo.

¿La escuela tiene que redefinir el encuadre del contrato escolar para que la educación siga siendo un intercambio con el fin de evitar su implosión?

SI NO NOS OCUPAMOS DE LA CULTURA ADOLESCENTE; ELLA SE OCUPARÁ DE NOSOTROS

Las investigaciones de Michel Fize están centradas sobre la adolescencia: de donde viene, adonde va y lo que es. La cultura adolescente es una cultura reciente, no es ni infantil, ni adulta, ni familiar.

Vio la luz en los años 50: esta cultura anti-adulta expresa una liberación de las reglas, de la autoridad y de un gran tabú: la sexualidad. Esta evolución representa un reto para los mayores, una revolución cultural en las relaciones entre generaciones y además una rebelión pacífica de la inteligencia. “La cultura de los unos no será ya, o por lo menos cada vez menos, la cultura de los otros”.

La cultura adolescente no es únicamente un asunto de ocio o de tiempo libre, es un modo de vida. Para el joven, se trata de una toma de conciencia de su situación de inferioridad, un deseo de crecer, una búsqueda de una autonomía: una autonomía colectiva antes de que llegue a ser individual.

Hasta ahora, la pubertad era sinónimo de entrada en la adolescencia. Hoy día Michel Fize comprueba que ya no depende de este fenómeno fisiológico. Hay un rejuvenecimiento de la adolescencia que se caracteriza por su lenguaje, su apariencia y sus gustos particulares.

¿Qué consideración se le tiene a la cultura adolescente en los centros escolares?

Hay que habilitar espacios específicos donde se tenga en cuenta la cultura adolescente que los alumnos se conviertan en actores haciéndoles participar en el conjunto de los proyectos del centro. Es fundamental que el conjunto de la comunidad educativa siga formándose, se cuestione con el fin de acercarse a estas culturas manteniendo al mismo tiempo nuestros valores, para darle sentido a la transmisión de los saberes. Es esencial que el adulto dé una imagen positiva de él mismo pues es un ejemplo a seguir.

“Si no nos ocupamos de la cultura adolescente, ella se ocupará de nosotros”. Nosotros los adultos, somos los que tenemos que tomar conciencia de que estas culturas existen. Debemos pasar por una lógica de intercambio y no de imposición con bases igualitarias.

¿La misión de la escuela no es la de redefinir los oficios de educadores y de alumno y porqué no hacerlo conjuntamente?

¿EDUCADOR ADOLESCENTE, QUÉ VÍNCULO?

Según Michel Fize, “La adolescencia es una cultura; la adolescencia no es la pubertad”. Hoy en día, los adolescentes tienen una cultura propia, independiente de la de los adultos, de los niños y de la familia. La adolescencia es percibida a partir de ahora no como la suma de modificaciones físicas y psicológicas, sino más bien como un modo de vida fundado en la búsqueda de autonomía. Una autonomía colectiva antes que individual, constatada a partir de los 9 años. El adolescente adquiere y desarrolla así sus propios modos y códigos. Para sostener el tema Michel Fize compara la cultura adolescente con un cohete de tres pisos:

El lenguaje, oral, escrito, ni escrito, “veran”, los S.M.S…

Los atuendos, factor de identidad: ropas, abalorios, piercings, tatuajes...

Los gustos particulares música (rap), deporte (skate).

Esta cultura se construye sobre la indiferencia por el mundo de los adultos. La entrada en la adolescencia se hace cuando “Se tiene un deseo desaforado”, según el sociólogo.

¿Cómo replantea la práctica profesional del encuadre educativo esta concepción?

La toma de conciencia del cambio de la edad del adolescente y de la cultura específica hace que el educador mire con nuevos ojos el adolescente. Esto plantea la cuestión de la reciprocidad de la transmisión: pasaje de una relación unilateral a una relación dual. Hay que decir que el educador maneja mejor los códigos de esta cultura adolescente. Con estos conocimientos, el adulto desarrolla actitudes encaminadas a valorar la autonomía de los alumnos.

Michel Fize está de acuerdo con los enseñantes y los educadores presentes en que hay que desarrollar la cooperación, la colaboración y la co-elaboración. Esto constituye un verdadero desafío. El joven está implicado a la vez como actor y organizador en su centro. El educador sigue siendo el garante de los valores educativos: “Lo que impongo a los demás, me lo impongo a mí mismo”. Los adolescentes están por tanto por el rechazo de la prohibición impuesta sin ninguna explicación. De todas formas este cambio no se hará sin resistencias. El papel del encuadre educativo consiste por tanto en sostener este nuevo enfoque con los adultos y permitir que la cultura adolescente se medite con más profundidad. La formación es un medio.

Para ir a la versión original

Cargando juego....



  • Jugado6,493 vecesValorado3.5 puntos de 5
  • Valora este juego


Aporte adicional de la unidad:

[Michel Fize] 







¡¡Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico.
Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN ENTENDIDO