Psicologia:Las Prohibiciones

>Psicologia>Página 3

Las Prohibiciones

Por Jacques Trémintin


Las Prohibiciones (4)
Jacques Trémintin - Journal de l´Animation – nº 80 - Juin 2007
Traducción realizada por Internenes.com

Alcance…

Pues, todas las prohibiciones no son aceptables como tales. Pueden ser al mismo tiempo la base sobre la cual se desarrolla la democracia como el mantillo sobre el que se edifican las dictaduras. De hecho, durante mucho tiempo, al individuo se le ha abrumado con reglas estrictas, rígidas y austeras que nadie conocía su razón de ser. Sólo la tradición y la reproducción pasiva de generación en generación las legitimaban. La liberación de las costumbres ha permitido hacer saltar cierto número de impedimentos tan absurdos como insoportables. Pero, esta emancipación progresiva de las tutelas y de la influencia del colectivo que ha reinado durante mucho tiempo, ha aportado una auténtica liberación pero también ha tenido como efecto el hacer desaparecer las certezas. Las reglas se han tornado borrosas e inestables, las normas han perdido su autoridad. La elección individual y el primado de la soberanía personal de aquí en adelante se han hecho ley. Después de haber pasado por la criba de la crítica, las prohibiciones ya no son aceptadas como herencia de un pasado autoritario sino a partir de su legitimidad. Tan sólo los que sugieren los comportamientos más sociales, los que instauran el diálogo y tienen como objetivo una finalidad justa, que favorezcan la urbanidad y el convivir son válidos. Se trata por último de un proceso que apunta a su armonización con la exigencia democrática, consistiendo la apuesta en que las reglas del juego no se borren mientras haya un contrato organizador en beneficio de una simple relación de fuerza. …y límites de la prohibición

Las prohibiciones pueden y deben ser utilizadas por su papel estructurador y socializante. De todas formas chocan con un límite esencial: el respeto de cierto número de condiciones, en el primer rango de los cuales se encuentra su adecuación con los derechos del hombre, la dignidad humana y el rechazo de cualquier discriminación (de edad, de sexo, de origen social, de creencia…). Algunos piensan que la educación por el respeto al otro, a la amabilidad reciproca y a la negociación pueden permitir hacer retroceder la utilidad de las prohibiciones. Los miembros de una misma comunidad podrían regularse entre y por ellos-mismos, sin que hubiera necesidad que se impusiesen coacciones. Es fundamental tender hacia ese acercamiento todo lo que se pueda. Pero reducir todo a esto parece ser una utopía bien optimista que no ha sido apenas verificada por la humanidad. Las 10.000 vidas salvadas en cinco años en la carretera lo han sido más por prohibiciones que sólo la represión (permiso por puntos, radares, retirada de carné de conducir…) ha hecho respetar, y no los años de sensibilización. El equilibrio entre lo permitido y lo no-autorizado sigue siendo más que nunca una de las bases esenciales de la vida social. Más que nunca, el adagio “la libertad de cada uno empieza donde acaba la del otro” viene a simbolizar las modalidades del convivir y los límites indispensables que garantizan las prohibiciones.

(1) «Métamorphoses de la parenté » Maurice Godelier, Fayard, 2005, 680 p.

(2) «Les interdits, fondement de la liberté» Michel Fize, Presse de la Renaissance, 2004, 196 p.

Para ir a la versión original

Cargando juego....



  • Jugado117 vecesValorado5 puntos de 5
  • Valora este juego


Aporte adicional de la unidad:

[Jacques Trémintin] 







¡¡Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico.
Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN ENTENDIDO