Psicologia:Mi profesor es una máquina

>Psicologia>Página 4

Mi profesor es una máquina

Entrevista al Dr. Boris Cyrulnik


Mi Profesor es una Máquina
Entrevista a Boris Cyrulnik
Traducción realizada por Internenes.com

Marie-Odile: Buenos días Boris Cyrulnik.

Boris Cyrulnik: Buenos días Marie-Odile

Marie Odile: Hoy aborda usted un tema que me parece interesante porque es quizás representativo de ciertos comportamientos humanos en estos momentos en los que vivimos con las máquinas. Ha querido usted titular esta crónica: Mi profesor es una máquina.

Boris Cyrulnik: Exactamente es lo que usted dice, es decir me gustaría saber cómo se puede hacer enseñanza con una máquina. Cuando era un chiquillo admirábamos el saber de los profesores, admirábamos su misión noble, claro está alborotábamos un poco, éramos niños …

Sin embargo actualmente hay dos veces menos candidatos para ser profesor. Se dice que no pasa nada porque las máquinas harán la enseñanza ya que no hacen huelga y no tienen necesidad de salario. Pero ¿es cierto que las máquinas son educativas?

Lo que sí sabemos es que no se puede aprender una lengua sólo, es muy difícil. En cambio cuando se va a un país, cuando se tiene relaciones humanas, es muy fácil aprender la misma lengua. Seguramente porque con una máquina el saber está fragmentado, mientras que en una relación humana el saber es total, se sonríe, se gastan bromas, se tiene emociones, se pelea uno. Es un contexto de aprendizaje totalmente diferente. Ha habido experimentos con bebés para ver si los bebés sometidos al aprendizaje con una máquina aprenderían más vocabulario que los bebés criados por sus padres. Y el resultado ha sido claro. A los veinte meses todos los bebés empiezan a hablar con exactamente el mismo número de palabras. Es decir los bebés que han sido criados de forma corriente, con quién se ha jugado, a quién se ha reñido, pues han aprendido a hablar porque…

Marie-Odile: Que han tenido una relación afectiva normal…

Boris Cyrulnik: Exactamente y que la relación afectiva además les ha suscitado el placer por aprender. En un principio no hay diferencia entre los bebés que aprenden con una máquina y los bebés que aprenden con una relación humana, pero luego los bebés que han aprendido con una máquina juegan con la máquina pero no juegan con las relaciones humanas. Es decir en nuestra cultura ahí donde se está desarrollando el mito de las máquinas, los padres muy a menudo creen, tienen la creencia que los rendimientos de sus hijos mejorarán con las máquinas, pero la evaluación dice exactamente lo contrario.

Marie-Odile: Porque la cuestión que se plantea uno hoy día al tener efectivamente más relaciones con las máquinas es ¿cómo puede evolucionar el ser humano?

Boris Cyrulnik: Podemos jugar a hacer predicciones ya que hoy día no podemos pasarnos de las máquinas. Sin duda, han mejorado la condición humana, no se trata de renunciar a ellas, pero por otra parte constatamos que las gentes que están en precariedad social disponen de menos máquinas que los que están en una situación social buena. Las máquinas dan unos rendimientos extraordinarios y si queremos mantener el beneficio de éstas tenemos que desarrollar plenamente los encuentros culturales, emocionales, comportamentales, donde la afectividad fomentará el placer por aprender, pero eso las máquinas no lo van hacer, lo harán las decisiones políticas.

Marie-Odile: Muchísimas gracias Boris.

Para escuchar la versión original en francés

Cargando juego....



  • Jugado237 vecesValorado3 puntos de 5
  • Valora este juego


Aporte adicional de la unidad:

[Boris Cyrulnik] [  Castellano] 







¡¡Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico.
Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN ENTENDIDO