Psicologia:Piscología del embarazo 2

>Psicologia>P√°gina 6

Piscología del embarazo 2


 

Estamos esperando un bebé.
Embarazo y Parto.

Nunca una espera fue tan larga. ¡Qué cantidad de ideas, sentimientos, ilusiones, expectativas, sensaciones... genera la llegada de un bebé!

La espera, en este caso, suele comenzar incluso antes del embarazo. Si fue un bebé deseado, empezó mucho tiempo atrás, en la mente y en las palabras de los padres. Pero este deseo tuvo que aguardar un tiempo para conducirlo adecuadamente. Quizás algunas parejas tuvieron que postergarlo hasta poder tener un hogar o un trabajo estable; quizás tuvieron que esperar largos años de noviazgo hasta poder tener todo a punto, quizás tuvieron que emigrar buscando mejores condiciones de vida...

En cualquier caso, no es una espera pasiva, sino constructiva y activa. Por eso quizás el anuncio de la llegada de un bebé es vivida con tanta alegría, porque es la culminación de un desarrollo; aunque quizás por eso también sea vivido con tanta angustia, porque si las cosas no van bien el dolor de la frustración puede llegar a ser muy intenso.

El anuncio del embarazo detiene una espera e inicia otra. Un espera que, como dijimos, disparará ideas, expectativas, ilusiones y angustias. Algunas se podrán hablar durante el embarazo, otras es posible que no se digan nunca...

Esta espera afecta especialmente a la futura madre, sobre todo si es su primer parto, ya que psicológicamente empieza un diálogo interior -muchas veces inconsciente- entre la madre-niña y la madre-adulta. Diálogo que actualiza de tal modo los conflictos infantiles de la gestante, que va a necesitar de un estado psicológico especial en el que van a abundar los sueños (el material onírico). Es posible que "la bajada de tensión" y el estado de somnolencia que acompaña al primer trimestre del embarazo tenga que ver con la creación de un ambiente psicológico adecuado para que ese discurso onírico pueda darse.

Quizás en ese primer trimestre, se juegue la aceptación de ser madre, de aceptar a la madre que la gestadora ha tenido, aceptando también a su bebé, permitiendo que siga creciendo y convirtiéndose ella misma en otra madre.

Es posible que los vómitos desempeñen el papel de intentar expulsar al bebé y a la vez de comprobar que, a pesar de todo, el bebé sigue ahí, sano y salvo.

Asemejaría la espera de este primer trimestre, a un combate, en el que de una parte estarían todos los reproches que la parte infantil de la gestante echa en cara a la vivencia psicológica de su madre real, y de otra, los deseos de aceptación de la madre que le ha tocado en suerte, con sus aciertos y sus errores. Todo ello fortalecido por el amor que siente hacia su pareja y hacia su bebé, amor que ha sido posible gracias al cariño que antes ha sido depositado en ella por sus propios padres.
   


© Francisco de la Flor Terrero

Siguiente artículo

Cargando juego....



  • Jugado149 vecesValorado5 puntos de 5
  • Valora este juego


Aporte adicional de la unidad:

[internenes.com] 







¬°¬°Juega a Pipo Gratis!!

Custom Search



Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tr√°fico.
Google recibe informaci√≥n sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. M√ĀS INFORMACI√ďN ENTENDIDO