El sector inmobiliario constituye uno de los motores de la economía de toda población y, en un mundo tan pendiente de las innovaciones tecnológicas, las plataformas digitales de alquiler ofrecen una alternativa ideal para concretar transacciones inmobiliarias de manera rápida y segura. En este contexto de inestabilidad financiera, los seguros de alquiler y el proceso monitorio de reclamación de deudas, contribuyen a reforzar estas operaciones económicas tan importantes para la reactivación del país, siendo servicios que hemos de tener en cuenta antes de participar en este ámbito comercial. 

El sector inmobiliario, factor clave en la reactivación económica

Tras la pandemia ocasionada por el Covid-19, la economía comienza a reactivarse y van surgiendo interesantes oportunidades de inversión, como las que os invitamos a descubrir en inmobiliariaenbogota.com

Las actividades inmobiliarias ya exhiben síntomas de recuperación, con una estabilidad en los precios de compra y venta de vivienda, tanto nueva como usada. Los operadores inmobiliarios se adaptan a las exigencias del mundo actual para llegar al público mediante las mejores herramientas digitales. Esto permite una promoción efectiva y una operación de venta o alquiler garantizada. Con sus redes sociales, tours virtuales de las propiedades y demás recursos de marketing digital, optimizan la visibilidad de la propiedad frente a posibles compradores y ofrecen un servicio profesional y confiable. 

Sin duda, vienen grandes desafíos, pero los especialistas del mercado inmobiliario poseen la capacitación y experiencia necesarias para contribuir a una pronta recuperación del sector.

La manera más simple y rápida para alquilar su propiedad 

Los avances tecnológicos han transformado la manera en que realizamos gran parte de nuestras actividades. El sector inmobiliario también se suma a la era digital, y ahora resulta mucho más fácil arrendar departamentos en Chile, por ejemplo, gracias a las plataformas digitales de alquiler.

Este tipo de páginas permiten gestionar de forma integral el proceso de alquiler de una propiedad, publicando un aviso online de manera gratuita, sin papeleo y con el asesoramiento permanente de expertos en transacciones inmobiliarias. Se trata de una herramienta ágil para alquilar tu apartamento en Chile, en menos de 48 horas, seleccionando a los arrendatarios más fiables, de manera que además, permite cobrar automáticamente mediante los diferentes sistemas de pago electrónico.

En un mundo globalizado y digital, estas plataformas de alquiler representan un servicio ideal para firmar un contrato al mejor precio del mercado y desde la comodidad de tu smartphone u ordenador.

La importancia de contratar un buen seguro de alquiler

A la hora de alquilar un inmueble, la preocupación por la eventual morosidad y los desperfectos que puedan causar los inquilinos, motiva a muchos arrendadores a contratar un seguro de alquiler. Ante ello, es importante acudir a las aseguradoras de confianza y tener claro lo que no cubre un seguro de alquiler, con el fin de evitar inconvenientes mayores.

Estas pólizas protegen al titular de la vivienda por la falta de pago de rentas por un período de hasta 12 meses, por daños malintencionados que el usuario en alquiler pudiera ocasionar, e incluye además, asistencia jurídica en conflictos derivados del contrato. Sin embargo, algunas aseguradoras demandan excesivos requisitos o incluyen cláusulas imprecisas que obstaculizan el proceso de contratación y la eventual cobertura de los siniestros. Esto remarca la necesidad de dirigirse a empresas de sólida trayectoria en el mercado para contratar un seguro de alquiler que garantice tranquilidad.

Proceso monitorio: una solución express para cobrar deudas

La morosidad es un problema frecuente en la gestión de cobros de profesionales, empresas y arrendadores de inmuebles. Mediante un proceso monitorio de reclamación de deudas es posible tramitar un juicio ágil, rápido y efectivo, sin necesidad de contratar abogados o procuradores, ni ser un experto en materia legal.

Para hacer uso de esta herramienta jurídica, será necesario que el objeto de la reclamación sea el pago de una deuda económica, líquida, determinada, vencida y exigible y la presentación de la documentación que respalde dicha obligación. Una vez se haya admitido la reclamación en el juzgado, el mismo dictaminará que el deudor tendrá un plazo de veinte días hábiles para pagar la deuda. 

El proceso monitorio para el cobro de deudas implica costes menores y resulta una solución legal ideal para reclamar deudas sin límite de cuantía y con un alto porcentaje de éxito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here