Como una forma de aumentar el espacio y hacer los cuartos de baño más cómodos se crean los platos de ducha. Son una base plana elaborada de cerámica, piedra, acero esmaltado, resina o material acrílico que se instalan en el suelo para hacer los ambientes más funcionales y ergonómicos.

Se diseñan según el estilo y los requerimientos en la decoración: son soluciones ideales que pueden configurarse para cubrir la necesidad de formatos y dimensiones adecuados en cada baño.

Tienen grandes ventajas, entre estas la facilidad de limpiarlos y su conveniencia para personas con movilidad reducida ya que son muy accesibles. 

Ideales para renovar los cuartos de baño según su tamaño

Los platos de ducha se han convertido en una alternativa para sustituir las bañeras que tanto espacio ocupan. Al transformar los cuartos de baño, uno de los cambios que es tendencia en las prácticas decorativas es instalar accesorios más sencillos, fáciles de usar y funcionales desde cualquier punto de vista.

En https://cuartodebano.com/platos-de-ducha/platos-ducha-resina-baratos.html podemos ver diferentes modelos de platos de ducha elaborados con resina como una solución confortable para renovar el baño, que se imponen como un producto práctico y permiten una amplitud para moverse libremente.

Sus acabados en gel proporcionan una sensación agradable y una percepción cálida al tacto, lo que despierta sentidos en los pies y genera un verdadero placer. Entre sus ventajas para decorar está la facilidad de ser modificados al corte y así personalizarlos según las medidas que tenga el espacio en el que se va a instalar.

Aparte, pueden adaptarse en cualquier disposición entre columnas, pilares, curvas o muros con distintos ángulos, según la distribución del cuarto del baño y las características del accesorio. 

Principales beneficios de los platos de ducha en la decoración

  • Tienen diferentes revestimientos como hormigón, piedra, madera con tratamientos adecuados para proporcionar la sensación de confort bajo los pies y un estilo diferente en cada pieza.
  • Crean un efecto de amplitud que añade funcionalidad dentro de la ducha, también cuentan con apliques que se adaptan a los deseos del cliente y a las dimensiones del baño.
  • Son antideslizantes, diseñados con texturas y líneas para evitar resbalones que puedan dar lugar a accidentes a la hora de ducharse: esto proporciona seguridad y tranquilidad en su instalación.
  • Se aprovecha el espacio al retirar la bañera y sustituirla por platos de ducha, ya que se duplica el tamaño y forma ambientes diferentes, con lo que se puede añadir otras piezas de baño o disponer de repisas de almacenamiento para mejorar la distribución.

Mejora la accesibilidad a la hora de ducharse

Entre sus ventajas más significativas está su gran versatilidad, ya que aparte de ahorrar espacio, los platos para ducha crean estilos hacia lo esencial y también son elementos que facilitan el acceso en los cuartos de baño. Buscar el ideal para cada dimensión puede hacerse a través de https://cuartodebano.com/platos-de-ducha/, que da una muestra amplia en sus características de funcionalidad.

Cuentan con una ergonomía adecuada para personas mayores que requieren de espacios amplios para su comodidad a la hora de ducharse. También para quien tengan una movilidad reducida y el acceso a bañeras sea más complicado, instalar este accesorio es de gran ayuda por su facilidad de uso, que se refleja en una inversión de gran provecho a lo largo del tiempo.

Son piezas con diseños perfectos en tamaño e inclinación que pueden ser usados por personas que se encuentran en sillas de ruedas, aparte de que pueden instalarse con una barra de apoyo y asiento para quienes no pueden estar de pie. 

Son accesorios seguros y fáciles de limpiar

Los platos de ducha son productos que han ganado popularidad, destacan por ser elementos seguros que son colocados al ras del suelo o con un mínimo escalón según la disposición del baño.

Garantizan en sus características máxima protección frente a caídas o resbalones por su característica antideslizante, y tienen propiedades antibacterianas que hacen de este un producto higiénico, cualidad esencial para disfrutar de una buena ducha.

Asimismo, son fáciles de limpiar, puede usarse una solución de agua y vinagre 50:50 para frotar con una esponja la superficie tras cinco minutos de reposo, luego es necesario retirar esta mezcla con mucha agua y así dejar reluciente y desinfectado el área del plato de ducha

También puede usar agua oxigenada y bicarbonato, con el mismo tratamiento para aquellas superficies con grasa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here