Las flores son una manera muy interesante de descubrir la naturaleza. La variedad existente se cuenta por cientos de miles, y algunas son realmente muy coloridas y bonitas, por lo que a algunas personas les hace ilusión tenerlas en casa o conocer un poco más sobre ellas.

Las flores decoran, impregnan de frescura cualquier ambiente y son un detalle inolvidable. Hay empresas, por ejemplo, que brindan el servicio de flores online Barcelona con entregas realmente rápidas, y lo mejor de todo es que muchas de las flores que se encuentran en el siguiente listado de las más bonitas y coloridas están, a su vez, disponibles para obsequiar o comprar en tiendas como la mencionada.

flores bonitas

Color y belleza

Son dos de las características más atrapantes de todas las flores, adicional a su rareza. Cuando una flor es colorida, es inmediata la atracción que causa en quien la mira, cautivándose al instante. Cuando la flor es muy bonita, tanto por su color como por sus formas o tamaños, regalarla o tenerla es un placer. Algunas flores, a su vez, tienen mucha belleza y mucho color a partir del simbolismo o del peso que tienen de cara a muchas culturas.

Las flores más coloridas y bonitas del mundo

Conocer cuáles son las flores más bonitas es una situación no solo válida por cultura general. En algún momento, para hacer un regalo o comprarlas para casa, saber qué flores se adecúan más o causarán mejor impresión será importante y mientras antes se conozcan algunas de las flores más representativas, mejor.

Pasionaria

Es una flor bonita y colorida porque crea armonía con todos los elementos necesarios para ello, puesto que es rara, combina muchos colores altisonantes, es extravagante pero también muy dócil y refinada.

A esta planta también se le conoce como flor de la pasión, por las tonalidades penetrantes que tiene.

En general, florece en el verano y destaca por tener colores vivos en azul, violeta y naranja, con un capullo o pistilo generalmente morado. Mientras más grande es la flor, más predomina el color blanco en el centro de la misma, haciendo todo un deleite de color.

Girasol

Conocida por prácticamente todas las personas, las flores de girasol son enormes y muy coloridas. Su forma, similar a la del Sol, podría ser el origen del nombre, aunque no es así.

Se llaman girasoles porque giran siempre en dirección hacia el Sol, como mirándole de frente.

Tienen un color amarillo en las puntas de sus pétalos y naranja en el cuerpo, con muchas semillas en centro de la misma. Aparte de su brillantez amarilla, destacan por ser flores gigantes en algunos lugares. Son flores que aportan mucha luminosidad.

Hortensia

La hortensia en realidad no es una única flor o planta, sino una especie completa. Provienen de países asiáticos, principalmente de Japón y China.

Sus pétalos son muy pequeños y suaves. Cada flor tiene 4 pétalos. No todas son coloridas -hay blancas y colores cremas en general-, pero algunas variedades tienen colores eléctricos, sobre todo en la gama de los azules y rojos.

Dalias

Elegancia. Es la palabra que comúnmente se asocia a las Dalias, una especie de plantas de forma muy similar a las margaritas pero de un tamaño más asociado a los girasoles.

Las dalias pueden ser gigantes y la mayoría de ellas destaca por pétalos que parecieran de algodón y un centro de un color muy vivo y oscuro.

Las más comunes son rosadas o de un morado muy claro, con un centro rojo carmesí.

Por su coste, por su elegancia y refinación, son flores adecuadas para esos eventos exclusivos e irrepetibles que se organizan de vez en cuando.

Tulipanes

Otra flor que posiblemente no necesite presentación. Los tulipanes se cultivan en todo el mundo y además de ser muy coloridas, son elegantes y vistosas -porque crecen todas juntas y pueden extenderse por cientos de metros cuadrados-.

Su colorido está presente en todas las variedades y tonalidades -existen más de 150 colores documentados de tulipanes-, por lo que son una opción ideal para regalar, para tener en casa y para admirar, porque son muy bonitas y duraderas.

Orquídeas

Al igual que el caso de los tulipanes, las orquídeas están presentes en todo el mundo y tienen muchas variedades y colores.

Conocidas por tener una vida muy larga y por nacer de forma silvestre, las orquídeas son flores asociadas a la elegancia y al fino estirpe, por lo que resultarán en un obsequio siempre acertado.

Las orquídeas están entre las flores más coloridas porque aparte de ser comunes, las variedades más cultivadas en el mundo son las que tienen colores amarillos, violentas, rojos, naranjas, fucsias y atigrados, que desde luego despiertan mucho la atención a quienes las poseen.

Prímula

La mayoría de las personas tendrán la misma opinión acerca de las prímulas: son muy coloridas y es imposible dejar de mirarlas.

Las prímulas son flores muy pequeñas y que parecieran ser dibujadas a mano, impregnando de colores a veces poco relacionados con cada una de sus variantes. Hay de pétalos azules, rojos, amarillos, rosados, fucsias, blancos, beige, pero en todos los casos son fáciles de reconocer por un centro amarillo vibrante -salvo en el caso de las que tienen los pétalos amarillos, curiosamente, que tienen un centro naranja-.

Rosas

A estas alturas de la vida muy pocas personas necesitan una explicación para lo que significa regalar rosas. Las rosas son el símbolo de entregar o recibir amor, y cuando se colocan dentro de un hogar son sinónimo de paz y de unión.

Las rosas florecen en todo el mundo y en todas las estaciones. La cantidad de colores que existen de rosas es muy elevada y en la mayoría de los casos destacan por los colores pastel. Sin embargo, las rosas rojas y las rosas amarillas no solo son bonitas, sino que son muy coloridas, causando un impacto positivo y alegre en quien las ve o las recibe.

La mayoría de las flores destacan por su elegancia silvestre y sus colores. Algunas más que otras, y casi siempre están asociadas al amor, a la alegría, a la felicidad.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)